Ir al contenido principal

Sacher-Masoch, la Venus y el masoquismo

---
"Esa es la moraleja: el que se deja dar de latigazos, es porque los merece". 
La Venus de las pieles
(Leopold von Sacher-Masoch)

Acabo de hacer lectura de este magnífico libro, escrito por aquel que diera impulso al término masoquismo, haciendo honor a su nombre. Es mucho lo que podría escribir sobre esta historia llena de vejación y maltrato, pero a la vez de amor y romance. Y es que Sacher-Masoch ha tomado parte de su personalidad, y de su historia misma, para elaborar esta perturbadora escena literaria. 


Masoquismo y psicoanálisis

Y es que en la práctica psicoanalítica, en la psicología en general y en el dialogo cotidiano, podemos escuchar frecuentemente la palabra masoquismo. El término hace referencia al acto perverso de disfrutar del dolor propio, del que otro o uno mismo puede proporcionar. Aquí será importante hacer una distinción, pues el dolor puede ir desde lo físico hasta lo psicológico; humillaciones de todo tipo en donde el Yo del sujeto se siente doblegado, manipulado y depreciado, consiguiendo el éxtasis anudado a lo sexual y a las pasiones más bajas. 

Sacher-Masoch nos presenta la historia de un hombre, en épocas pasadas, que se enamora profundamente de una rica y bella mujer. Es con ella con quien pacta un contrato en donde él se someterá a ella siendo su esclavo incondicional y ella tomará posesión de él como su dueña absoluta. La trama parece mantener un clima de duda al principio, pues la bella mujer no está segura de entrar en aquel juego perverso; después de darle muchas oportunidades al protagonista para desistir, y después de que él se negara a abandonar aquella retorcida idea, la mujer acepta el trato y celebra los más atroces y humillantes actos hasta llegar a los límites de lo que es "permitido". 

Psicoanalíticamente la historia se encuentra empapada de lo perverso, lo que Freud denominó sexualmente desviado de la meta original y, además, cargado de un exceso de agresión que pisa el área de la patología. La Venus de las pieles es una experiencia literaria exquisita, en donde podemos encontrar lo perverso en frases como: haz lo que quieras de mí, te seguiré amando aunque me mates. Es así como, a través de las historia, el masoquismo toma su lugar correspondiente. Los seres humanos que disfrutan del dolor, la agresión y el sufrimiento hacia su persona, de una manera profunda, no sólo en el acto sexual, sino en la cotidianidad de la vida, pueden estar navegando en el lago del masoquismo. Se trata de no poder desprenderse de las situaciones en donde es otro quien humilla y lastima y hiere, un otro que toma el papel opuesto: el sádico. 


La Venus de las pieles y su exquisitez 

Y es que Sacher-Masoch logra impactar con esas descripciones profundas sobre los atuendos de la protagonista. Uno casi puede oler el perfume a lavanda, la manzanilla del té, sentir el calor del sol poniente o el frío de la habitación. Puedes imaginar a la Venus vestida de armiño, con listones de colores y perlas enredadas en sus largos cabellos que contrastan con su blanca piel. 

Hay una escena en particular que me ha encantado en demasía; se trata del momento en el que la protagonista toma un baño en su esplendida mansión. Pareciera que el antojo de sumergirse en la tina con agua y perfumes perdura durante todo el acto, incluso después, uno podría comenzar a planear sus vacaciones a un lugar que se pareciese al menos en algo a aquel lugar tan encantador en alguna parte de Italia, tal y como se relata en el libro. 

Retrato de Lepold y Fannie

Esta obra literaria tan exquisita tiene mi profundo reconocimiento y admito que he de atesorarla como una joya valiosísima en el mundo de las letras. No puedo evitar tampoco pensar en cómo el autor se ha desprendido de una parte de sí mismo y la ha retratado, con todo y sus sufrimientos, en el papel empapado por la tinta. Han pasado 148 años desde que Leopold escribiera este libro, 148 años y el mundo entero es más masoquista que nunca. 











Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Marilyn Monroe y su misterioso paso por el psicoanálisis

---
"Hollywood es un lugar en el que tendrás que pagar mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma."
Marilyn Monroe 
Decidí escribir sobre Marilyn en el momento en el que una de mis profesoras de la formación psicoanalítica mencionó el nombre de Ralph Greenson, aquel psiquiatra estadounidense que fuera el psicoanalista de Norma Jeane Mortenson, mejor conocida como Marilyn Monroe. Y es que no es gratuito mi interés en este personaje tan famoso; desde hace muchos años siento una admiración especial a la imagen y trayectoria de Marilyn y, ahora que he indagado un poco más sobre su vida, estoy fascinado, y al mismo tiempo horrorizado, con lo que he encontrado.


El pasado herido de Norma
Norma nació el 1 de junio de 1926 en Los Angeles, USA. Hija de una montadora cinematográfica de nombre Gladys Baker y Edward Mortenson, de quien se separó justo antes de darse cuenta de su embarazo. Gladys tuvo que ser internada en un hospital psiquiátrico pues sufrió fuertes trastornos …

El Guernica de Picasso y su guerra de las luces

---
"El arte es peligroso, el arte no es casto; no están hechos para el arte los inocentes ignorantes. El arte que es casto no es arte." Pablo Picasso
Después de ver otro de esos interesantísimos documentales sobre pintores y escultores pude apreciar la magnífica y atrevida obra de Pablo Picasso. Su vida, en realidad, transcurre apasionadamente entre amoríos, manifiestos artísticos y búsqueda del sentido y el placer humano. Al llegar a la época de la Guerra Civil Española las cosas se ponen interesantemente abrumadoras y el lienzo de Picasso se pinta de negro en el año de 1937. 

El Guernica hace referencia al bombardeo de la ciudad de Guernica el 26 de abril de 1937. Es una pintura en blanco y negro con tonalidades grises, cubista, de un tamaño considerable. Es, simplemente, escalofriante a la vista; contiene personajes que representan el dolor, la pena, la angustia y la muerte de aquel acontecimiento terrible. 
En el Guernica nos muestra bebés muertos, madres agonizando de do…

Éxtasis y psicoanálisis

“A veces, en un retrato de mármol,  conviene, para imitar bien el modelado, poner lo que no se halla en este.” Gian Lorenzo Bernini
No he tenido la oportunidad de admirar, en vivo y en directo, la obra de Bernini, pero ayer, por la tarde, en mi última clase de antropología del año, vimos un documental muy interesante sobre las esculturas y la vida de este señor. El documental iniciaba con el rostro de Santa Teresa tallado en mármol blanco, y de fondo, una melodía de esas que te hacen sentir cerca del cielo. El anfitrión dijo algo fundamental para que yo me atreviera a escribir al respecto: muchos han escrito sobre ella, poesía, literatura de todo tipo, todas poca cosa en comparación a la escultura. Y me dije a mí mismo: ¿por qué no?

Como bien sabrán algunos, Bernini fue un artista italiano, escultor principalmente, nacido en 1598. Su historia se encuentra llena de narcisismo y competencia. Pareciera, en algún punto de su biografía, que la belleza de sus obras está sustentada casi por comp…