Ir al contenido principal

El Guernica de Picasso y su guerra de las luces

---
"El arte es peligroso, el arte no es casto; no están hechos para el arte los inocentes ignorantes. El arte que es casto no es arte."
Pablo Picasso

Después de ver otro de esos interesantísimos documentales sobre pintores y escultores pude apreciar la magnífica y atrevida obra de Pablo Picasso. Su vida, en realidad, transcurre apasionadamente entre amoríos, manifiestos artísticos y búsqueda del sentido y el placer humano. Al llegar a la época de la Guerra Civil Española las cosas se ponen interesantemente abrumadoras y el lienzo de Picasso se pinta de negro en el año de 1937. 


El Guernica hace referencia al bombardeo de la ciudad de Guernica el 26 de abril de 1937. Es una pintura en blanco y negro con tonalidades grises, cubista, de un tamaño considerable. Es, simplemente, escalofriante a la vista; contiene personajes que representan el dolor, la pena, la angustia y la muerte de aquel acontecimiento terrible. 

En el Guernica nos muestra bebés muertos, madres agonizando de dolor, fuego, incendios, cadáveres y un ojo macabro colocado en la parte superior, quizá la luz de la muerte, la luz de los bombarderos; una luz artificial nacida de un foco que pone en la mira a su objetivo despiadadamente; quizá nos muestre también el avance humano en la tecnología, un avance que muchas veces sirve a un propósito destructivo y malévolo, tal como la guerra misma. Por otro lado, podemos ver cerca de aquel ojo luminoso un brazo poderoso que se extiende sosteniendo una flama; se pensaría que se trata de un duelo entre luces, entre la luz creada para destruir, la luz del conocimiento que sirve a la muerte y a la destrucción, y la luz natural del fuego, un fuego que se esfuerza por vencer a una luz que daña; el fuego de la esperanza, de la paz, del amor, de la vida. Por ahí observamos también un caballo herido, cuya herida abierta luce oscura y profunda, vacía, llena de negrura. Hay gente implorando, de rodillas, suplicando la paz. Todos los personajes se debaten entre el caos y la sed de paz, de la paz que se les arrebató cruelmente a personas inocentes. 

Y es que, como decía el anfitrión del documental, la vida siempre alcanza al arte; no hay arte que se libre de los aconteceres y de la historia. Ni arte, ni nada. Así fue como Sigmund Freud, es una época oscura, de guerra y muerte, escribió algunos de sus trabajos más sombríos en los que estudió y analizó las partes más oscuras de la mente humana, las partes más inundadas de sufrimiento y los mecanismos que se activan al vivir la pena y la pérdida. Cada artista, intelectual o científico puede impregnar su trabajo del matiz histórico, sea colorido o carente de luz. 

El Guernica nos invita a pensar en cómo de lo terrible puede surgir algo aterradoramente hermoso, nos transmite la angustia que Picasso deseó colocar en el lienzo. No es sino un retrato lúgubre y doloroso de un momento terrible que ha quedado registrado en la historia de la humanidad. Es un cuadro triste que no nos permite olvidar aquella herida que nunca se cerrará del todo. 

Psic. Manuel Landeros
Psicoterapia Psicoanalítica 
Ciudad de México
Colonia Roma 
Tel. 55 3275 1330

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sacher-Masoch, la Venus y el masoquismo

---
"Esa es la moraleja: el que se deja dar de latigazos, es porque los merece". 
La Venus de las pieles
(Leopold von Sacher-Masoch)

Acabo de hacer lectura de este magnífico libro, escrito por aquel que diera impulso al término masoquismo, haciendo honor a su nombre. Es mucho lo que podría escribir sobre esta historia llena de vejación y maltrato, pero a la vez de amor y romance. Y es que Sacher-Masoch ha tomado parte de su personalidad, y de su historia misma, para elaborar esta perturbadora escena literaria. 

Masoquismo y psicoanálisis
Y es que en la práctica psicoanalítica, en la psicología en general y en el dialogo cotidiano, podemos escuchar frecuentemente la palabra masoquismo. El término hace referencia al acto perverso de disfrutar del dolor propio, del que otro o uno mismo puede proporcionar. Aquí será importante hacer una distinción, pues el dolor puede ir desde lo físico hasta lo psicológico; humillaciones de todo tipo en donde el Yo del sujeto se siente doblegado, m…

Cine para psicólogos: Misery de Stephen King

"La verdad no es realmente más
extraña que la ficción, digan lo
que digan."
Misery


Bueno, pues ha tocado el turno de hablar sobre esta gran película del cine de terror; un género bastante curioso que logra sorprendernos en ciertos momentos con obras de arte como esta. Misery es una de mis películas favoritas, debo confesar, pues aunque adoro el cine de terror, esta película en especial combina perfectamente dos de mis pasiones: el cine y las letras. No quisiera profundizar mucho en la sinopsis del filme; estoy seguro de que la mayoría sabrá que se trata de una brillante adaptación del libro homónimo Misery, del maestro del terror: Stephen King. No he tenido la oportunidad de leer aún la novela, pero estoy seguro de que cuando lo haga me llevaré un sabor de boca igual o mejor que cuando vi su adaptación a la pantalla grande. 
Misery logra atraparte a través de la tensión, de esa que te ata de principio a fin con una buena historia.
Misery nos relata la historia de Paul Sheldon (Ja…

Terror profundo

---
Vino por la noche, esperó a que me durmiera. Salió de mi armario, de entre las sombras, con ganas de tocarme, de acercarse a mí sabiendo que el corazón me latiría más rápido. Todo se volvió lento; estaba dormido, pero también despierto. Se burló de mí, se alimentó de mi miedo y luego se marchó. Ahora me pregunto: ¿de dónde viene el miedo? ¿de dónde nace el terror?

Como psicoanalista puedo decirles que el miedo nace de una angustia de muerte, una angustia de aniquilación. El terror es una ansiedad que nace del miedo a morir, a ser destruido; pareciera entonces que todo lo extraño, lo ajeno, lo lúgubre, se coloca en el papel de "eso que puede hacernos dejar de existir". 
Hace unos días tuve lo que se conoce como "parálisis del sueño" o, como decimos en México, "se me subió el muerto", porque pues en México ponemos a la muerte hasta en la vida misma. Fue la primera vez que experimentaba una sensación de ese tipo. De algún modo estaba preparado, sabía de …