Ir al contenido principal

Caos

La realidad externa es sólo un 
reflejo de la realidad interna;
el mundo es un completo caos.
M. G. Landeros 

Es suficiente con caminar unos minutos en la calle, subirse al tren y escuchar a la gente, ver cómo se comportan, ver cómo actúan para entender por qué el mundo es un completo caos. Aún sabiendo lo equivocados que estamos, continuamos sin entender la enorme cantidad de conflictos que nos aquejan, permitiendo que el desastre reine dentro de nosotros y salga disparado hacia fuera. 

En el vagón del tren escuchaba a un chico homosexual, de corta edad, feo, estrafalario en el lenguaje, esforzado por ser escuchado y atendido por sus compañeros, y seguramente por todos, ya que su risa era escandalosa. Se quejaba de un hombre que había sido malo en la cama, a quien había usado únicamente para obtener placer y lo había desechado como un "trapo sucio" después. Una parte de él, la menos consciente, podía notarse absolutamente perdida, sin rumbo, con una cantidad de miedo impresionante. El mismo joven se burlaba de sus "amigas", las llamaba "gordas", "putas" y "pendejas"; al parecer se trataba de quién era la más "perra", es decir, la que tenía menos sentimientos amables y más sentimientos hostiles. 

Un día distinto a ese, afuera de mi departamento, escuchaba llorar y gritar a una joven. Me asomé por la ventana y pude ver que discutía con un hombre y le suplicaba que no la dejara, que estaba harta de tener que competir con sus hijos, que ella también era importante, que ella era muy, muy importante y que si no le daba su lugar entonces todo se acabaría. Cuando el hombre le decía: "está bien, si esa es tu decisión entonces terminamos", ella se ponía terriblemente alterada, lloraba con más fuerza y lo abrazaba y le decía "no, por favor". Me recordó a una niña pequeña haciendo berrinche, contradiciéndose, queriendo llamar la atención y queriendo que todo fuese tan y como ella lo deseaba; enfrentarse con la realidad le causaba una pena insoportable. 

También, otro día, pude ver a un "psicoanalista" expresarse terriblemente de otros, dar una opinión cruda y agresiva de la política, de la diversidad y de otros temas controversiales. Pensé en sus pacientes; pobres. Pude entender, sin siquiera conocerle, que el peso sobre su alma era gigante y que llevaba consigo, para defenderse de ese peso, una actitud narcisista tremenda. Parece que para algunos terapeutas el estudio, el conocimiento en sí, es un arma para destruir a otros, para rebajarlos, no para ayudar, para comprender, sino para hacer daño, para hacer menos, para colocarse en una posición de poder y control, sintiéndose en la capacidad de opinar hostilmente sobre quien sea, cuando sea. 

El mundo es un desastre, sí, porque nosotros, los humanos, somos un desastre. Aquí crece la mentira, el odio, el dolor, el conflicto, la incapacidad de elaborar, de cambiar, de esforzarse por hacer las cosas diferentes. Y así como los ejemplos anteriores tengo muchos, algunos peores, algunos mucho más agradables. Sólo tengo que observar a las personas, escucharlas hablar, para entender que están ahogándose sin siquiera darse cuenta. No hablo de ser perfectos, eso es una estupidez, sino de ser mejores, de evolucionar a través del entendimiento propio; nadie es perfecto, es verdad, pero muchos hacen un esfuerzo gigante por ser mejores seres humanos, por pensar en vez de actuar, por entender lo actuado, reparar lo roto y resignarse ante lo que no tiene compostura. El mundo es un caos porque dentro de nosotros reina la misma tempestad. 


Psic. Manuel Landeros
Tel. 5532751330
Col. Roma, Ciudad de México
Facebook: La tinta de Mane

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cine para psicólogos: ¡madre! de Darren Aronofsky

You give and you give and you give... and it's never enough! 
Volvemos después de mucho tiempo a su gustada sección Cine para psicólogos. Antes que nada he de confesarles, mis queridos lectores, que el tiempo se ha vuelto algo valioso para mí y sentarme a escribir una opinión sobre una película como esta me demanda varias horas. Al fin he podido prepararme un café y comenzar a plasmar mis comentarios sobre mother!
Comenzaré diciendo que, como muchos de ustedes habrán leído tiempo atrás en mi blog, Darren Aronofsky logró crear mi película favorita de todos los tiempos: El cisne negro. Y  es que debido a mi formación como psicoanalista ustedes entenderán mi fascinación por este tipo de películas con contenidos fuertemente psicológicos. ¡madre! me ha cautivado por completo, aunque no ha logrado superar la admiración que sigo teniendo por Black Swan. 
mother! Una carga simbólica pesada para el psiquismo.  Miren, no he leído mucho al respecto, ni siquiera me he enterado de la vida de Dar…

Celos y otras torturas mentales

Psicoterapia psicoanalítica  Ciudad de México - Col. Roma Norte Tel: ‭(55) 3275 1330‬  Psic. Manuel Landeros 
Como ya he escrito al respecto, antes en otros textos de mi blog, los celos siempre han sido un asunto importante tanto en la consulta psicológica como en la vida cotidiana de muchas personas. Puedo considerar a los celos, desde mi observación clínica, como una tortura a la que muchas personas se someten constantemente. 
Sigmund Freud, en su obra psicoanalítica, menciona que los celos pueden tomar distintos caminos y que están relacionados con la rivalidad; ¿qué tiene aquel o aquella que no tenga yo? Más allá del miedo a ser abandonados, se trata de un miedo profundo a no tener o no poseer algo que otro sí, miedo a ser “insuficientes” o a sentirnos “incompletos”. Freud decía que los celos pueden ser proyectados, es decir, que quien en realidad tiene deseos (inconscientemente) de ser infiel es quien siente los celos, pero la culpa que ello  genera es tan grande que defensivamente c…

Marilyn Monroe y su misterioso paso por el psicoanálisis

---
"Hollywood es un lugar en el que tendrás que pagar mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma."
Marilyn Monroe 
Decidí escribir sobre Marilyn en el momento en el que una de mis profesoras de la formación psicoanalítica mencionó el nombre de Ralph Greenson, aquel psiquiatra estadounidense que fuera el psicoanalista de Norma Jeane Mortenson, mejor conocida como Marilyn Monroe. Y es que no es gratuito mi interés en este personaje tan famoso; desde hace muchos años siento una admiración especial a la imagen y trayectoria de Marilyn y, ahora que he indagado un poco más sobre su vida, estoy fascinado, y al mismo tiempo horrorizado, con lo que he encontrado.


El pasado herido de Norma
Norma nació el 1 de junio de 1926 en Los Angeles, USA. Hija de una montadora cinematográfica de nombre Gladys Baker y Edward Mortenson, de quien se separó justo antes de darse cuenta de su embarazo. Gladys tuvo que ser internada en un hospital psiquiátrico pues sufrió fuertes trastornos …