Ir al contenido principal

Terremoto: crónica de un sobreviviente

Estoy bastante cansado por dentro, pero aún así, una parte de mí se resiste a rendirse. No he dormido nada bien, es como si durmiera por encima de los lagos del sueño; imagino a las personas que lo perdieron todo y el sueño se me va, imagino el sonido de alerta cada vez que un auto pasa cerca de mi ventana y toca el claxon y salto de la cama, alucino que se escucha la bocina alertándonos desde la calle. Me baño lo más rápido posible porque tengo miedo de que la tierra se mueva mientras estoy en la regadera, no pongo seguro a las puertas, dejo la puerta de mi habitación abierta, no subo el volumen de la televisión para poder escuchar si la alerta se activa y... ¿si no se activa? ¿si no la escucho? He dejado de ver los noticieros, he dejado de ser morboso, de reproducir los videos en Facebook, de ver cómo otros sufren. 

No he salido de mi casa porque tengo miedo de encontrarme con el desastre de frente, burlándose de mí en la cara, intentando hacerme pequeñito e insignificante. Tengo las llaves de la casa siempre en mis manos por si tengo que salir corriendo de aquí, cierro las llaves del gas todo el tiempo, me recuesto intentando dormir pero logro hacerlo por poco tiempo. Quisiera salir a ayudar pero sé que estorbaría, ya hay demasiada gente allá afuera. Corroboro información para poder compartirla en las redes sociales y escribo cosas que puedan animar a todos. Como psicólogo invocó a la resiliencia humana y busco dentro de mí cada segundo las herramientas para sobreponerme. Vivir se ha vuelto algo duro para mí y para los que me rodean, y se ha vuelto algo terrible para los que sufrieron en el desastre. 

Esto es desgastante; hay una nube gris cubriéndolo todo en la ciudad y vivimos alerta las veinticuatro horas del día. La gente duerme con un ojo abierto y el otro cerrado porque el mundo teme a otra sacudida. A veces se me va el hambre, no he estado comiendo muy bien que digamos, pero entiendo que todas estas cosas son normales, es el trauma, el shock, lo violento de la situación. 

Pero el sol sigue saliendo, aunque esté detrás de las nubes. Y poco a poco vamos componiéndonos, y poco a poco la presión se libera y nos desahoga, y así, desde el fondo de mi alma espero que todos encuentren consuelo y esperanza para seguir adelante. 



Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cine para psicólogos: ¡madre! de Darren Aronofsky

You give and you give and you give... and it's never enough! 
Volvemos después de mucho tiempo a su gustada sección Cine para psicólogos. Antes que nada he de confesarles, mis queridos lectores, que el tiempo se ha vuelto algo valioso para mí y sentarme a escribir una opinión sobre una película como esta me demanda varias horas. Al fin he podido prepararme un café y comenzar a plasmar mis comentarios sobre mother!
Comenzaré diciendo que, como muchos de ustedes habrán leído tiempo atrás en mi blog, Darren Aronofsky logró crear mi película favorita de todos los tiempos: El cisne negro. Y  es que debido a mi formación como psicoanalista ustedes entenderán mi fascinación por este tipo de películas con contenidos fuertemente psicológicos. ¡madre! me ha cautivado por completo, aunque no ha logrado superar la admiración que sigo teniendo por Black Swan. 
mother! Una carga simbólica pesada para el psiquismo.  Miren, no he leído mucho al respecto, ni siquiera me he enterado de la vida de Dar…

Celos y otras torturas mentales

Psicoterapia psicoanalítica  Ciudad de México - Col. Roma Norte Tel: ‭(55) 3275 1330‬  Psic. Manuel Landeros 
Como ya he escrito al respecto, antes en otros textos de mi blog, los celos siempre han sido un asunto importante tanto en la consulta psicológica como en la vida cotidiana de muchas personas. Puedo considerar a los celos, desde mi observación clínica, como una tortura a la que muchas personas se someten constantemente. 
Sigmund Freud, en su obra psicoanalítica, menciona que los celos pueden tomar distintos caminos y que están relacionados con la rivalidad; ¿qué tiene aquel o aquella que no tenga yo? Más allá del miedo a ser abandonados, se trata de un miedo profundo a no tener o no poseer algo que otro sí, miedo a ser “insuficientes” o a sentirnos “incompletos”. Freud decía que los celos pueden ser proyectados, es decir, que quien en realidad tiene deseos (inconscientemente) de ser infiel es quien siente los celos, pero la culpa que ello  genera es tan grande que defensivamente c…

Marilyn Monroe y su misterioso paso por el psicoanálisis

---
"Hollywood es un lugar en el que tendrás que pagar mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma."
Marilyn Monroe 
Decidí escribir sobre Marilyn en el momento en el que una de mis profesoras de la formación psicoanalítica mencionó el nombre de Ralph Greenson, aquel psiquiatra estadounidense que fuera el psicoanalista de Norma Jeane Mortenson, mejor conocida como Marilyn Monroe. Y es que no es gratuito mi interés en este personaje tan famoso; desde hace muchos años siento una admiración especial a la imagen y trayectoria de Marilyn y, ahora que he indagado un poco más sobre su vida, estoy fascinado, y al mismo tiempo horrorizado, con lo que he encontrado.


El pasado herido de Norma
Norma nació el 1 de junio de 1926 en Los Angeles, USA. Hija de una montadora cinematográfica de nombre Gladys Baker y Edward Mortenson, de quien se separó justo antes de darse cuenta de su embarazo. Gladys tuvo que ser internada en un hospital psiquiátrico pues sufrió fuertes trastornos …