Ir al contenido principal

La luz entre los océanos. La ternura del drama.

"Si una esposa pierde a su esposo
se convierte en viuda, pero si un 
padre pierde a su hijo, no hay
ningún término para ello."

-La luz entre los océanos 



Ya sé, mis queridos lectores, que los he tenido abandonados en el tema del cine, pero bueno, no voy a darles pretextos. Lo importante es que ya estoy aquí para platicarles de esta asombrosa película de Derek Cianfrance, quien posee un repertorio muy corto, si somos honestos. Y más honesto yo, al decirles que es la primera película de este director que impactan mis pupilas y oídos. Como mérito debo decirles que me ha parecido fascinante y, como bien lo dice el título de esta entrada, tierna hasta el final, como los pétalos de una rosa perfumada. 

The light between the oceans es un largometraje (2016) de la novela homónima de M. L. Stedman. Nos ofrece a dos excelentísimos actores como protagonistas: a la ganadora del Oscar (La chica danesa) Alicia Vikander y al talentoso Michael Fassbender (Shame). Todos los personajes están involucrados en una historia bastante intensa emocionalmente, pues el argumento nos relata la historia de un joven matrimonio que no puede concebir hijos, pero por azares del destino encuentran, literalmente, a una pequeña bebé naufragando en las aguas del océano. El asunto comienza a tornarse aún más dramático cuando la madre verdadera aparece, después de unos años. Es de ese modo en el que la historia toca fibras sensibles del alma humana. 

Existe un debate gigantesco entre hacer lo correcto y errar por amor, un amor que luce infinito. Y es que probablemente, en el mundo, existan varias historias similares, quizá no en su totalidad novelesca, pero sí en el trasfondo del engaño basado en el amor. El largometraje nos va llevando, a través de sus escenas, por un camino silencioso, lleno de reflexión e introspección, a manera de llegar a una pregunta al finalizar el filme: ¿qué haría yo en su lugar? Y me parece que, cuando una película logra penetrar en las mentes de los espectadores hasta hacerlos parte del conflicto emocional, entonces, ese guión y esa cinta han logrado su objetivo y por ello merecen una ovación de pie. 

La historia de M. L. Stedman es una historia cuidada, tierna, llena de un perfume que se respira con el espíritu, no con la nariz. Los colores y la fotografía de The light between the oceans son asombrosos; no es necesario el color brillante, pues en lo tenue la historia va tomando aún más un tinte propio del drama, además de que las imágenes van acompañadas de una deliciosa pieza musical del maestro Alexandre Desplat. Es así como La luz entre los océanos reúne todas las piezas necesarias para ser tomada en cuenta en la esperada entrega de los premios Oscar. Crucemos los dedos y esperemos noticias al respecto, las cuales, puedo augurarles, serán bastante satisfactorias. 


Twitter & Instagram: @tintademane

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cine para psicólogos: ¡madre! de Darren Aronofsky

You give and you give and you give... and it's never enough! 
Volvemos después de mucho tiempo a su gustada sección Cine para psicólogos. Antes que nada he de confesarles, mis queridos lectores, que el tiempo se ha vuelto algo valioso para mí y sentarme a escribir una opinión sobre una película como esta me demanda varias horas. Al fin he podido prepararme un café y comenzar a plasmar mis comentarios sobre mother!
Comenzaré diciendo que, como muchos de ustedes habrán leído tiempo atrás en mi blog, Darren Aronofsky logró crear mi película favorita de todos los tiempos: El cisne negro. Y  es que debido a mi formación como psicoanalista ustedes entenderán mi fascinación por este tipo de películas con contenidos fuertemente psicológicos. ¡madre! me ha cautivado por completo, aunque no ha logrado superar la admiración que sigo teniendo por Black Swan. 
mother! Una carga simbólica pesada para el psiquismo.  Miren, no he leído mucho al respecto, ni siquiera me he enterado de la vida de Dar…

Celos y otras torturas mentales

Psicoterapia psicoanalítica  Ciudad de México - Col. Roma Norte Tel: ‭(55) 3275 1330‬  Psic. Manuel Landeros 
Como ya he escrito al respecto, antes en otros textos de mi blog, los celos siempre han sido un asunto importante tanto en la consulta psicológica como en la vida cotidiana de muchas personas. Puedo considerar a los celos, desde mi observación clínica, como una tortura a la que muchas personas se someten constantemente. 
Sigmund Freud, en su obra psicoanalítica, menciona que los celos pueden tomar distintos caminos y que están relacionados con la rivalidad; ¿qué tiene aquel o aquella que no tenga yo? Más allá del miedo a ser abandonados, se trata de un miedo profundo a no tener o no poseer algo que otro sí, miedo a ser “insuficientes” o a sentirnos “incompletos”. Freud decía que los celos pueden ser proyectados, es decir, que quien en realidad tiene deseos (inconscientemente) de ser infiel es quien siente los celos, pero la culpa que ello  genera es tan grande que defensivamente c…

Marilyn Monroe y su misterioso paso por el psicoanálisis

---
"Hollywood es un lugar en el que tendrás que pagar mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma."
Marilyn Monroe 
Decidí escribir sobre Marilyn en el momento en el que una de mis profesoras de la formación psicoanalítica mencionó el nombre de Ralph Greenson, aquel psiquiatra estadounidense que fuera el psicoanalista de Norma Jeane Mortenson, mejor conocida como Marilyn Monroe. Y es que no es gratuito mi interés en este personaje tan famoso; desde hace muchos años siento una admiración especial a la imagen y trayectoria de Marilyn y, ahora que he indagado un poco más sobre su vida, estoy fascinado, y al mismo tiempo horrorizado, con lo que he encontrado.


El pasado herido de Norma
Norma nació el 1 de junio de 1926 en Los Angeles, USA. Hija de una montadora cinematográfica de nombre Gladys Baker y Edward Mortenson, de quien se separó justo antes de darse cuenta de su embarazo. Gladys tuvo que ser internada en un hospital psiquiátrico pues sufrió fuertes trastornos …