Ir al contenido principal

Un año escribiendo

Para ti, que has leído mis letras y me conoces a través de ellas... 

"Una vez que conocí la tinta y el papel
no pude parar, no pude detenerme; fue
una enfermedad que me invadió, una 
enfermedad que me hizo escribir hasta
el final de los días, hasta el final de mis
días."
Manelander


Mis queridos lectores, la verdad es que La tinta de Mane cumplió un año hace una semana pero no me percaté de ello y decidí que festejaría el aniversario hasta hoy. Decidí entonces escribir algunos textos para festejar con ustedes este camino que hemos recorrido juntos; ustedes leyendo cada texto y yo sintiendo sus ojos pasarse sobre mis líneas en el fondo de mi corazón de escritor. 

Escribir es mi aire, mi oxigeno, mi nutriente más esencial, es mi sexto sentido, la única manera que he encontrado para sobrevivir a mis guerras internas. Escribir es hacer de mis demonios algo menos destructivo; escribo para desahogarme, escribo para sentir más de lo que me puedo permitir cada día, escribo porque si no lo hiciera moriría. El placer de ponerle palabras a mis pensamientos y emociones no tiene comparación; soy adicto al goce de escribir y al goce de sentir como otros gozan de él. 

Sin las letras no soy nada, sin sus ojos leyéndome no soy nadie, sin mis líneas yo, simplemente, no existo.

Ha sido un año lleno de experiencias que han estimulado mi inspiración, me han hecho crecer como escritor entre un mar de angustias, duelos y pérdidas, y un huracán de placeres, satisfacciones y sueños. Un año entero en el que perdí demasiado pero la recompensa ha sido mucho mayor. No me arrepiento de nada de lo sucedido, no me arrepiento de una sola de las palabras que dije, de las palabras que callé; escribir se volvió crucial este año, escribir se volvió mi todo, mi más, mi siempre. 

Te agradezco a ti, lector, por seguirme en el camino de las letras, en este camino que de pronto se torna oscuro, lúgubre o falto de esperanza, pero otras es brillante como el sol y placentero como el sabor del chocolate caliente en una noche de invierno. Te agradezco tanto por llegar a este momento tan importante para mí, porque sin ti, quien quiera que seas, donde quiera que te encuentres, yo no escribiría, porque cada lector me impulsa, me incita a vomitar mis pensamientos en forma de palabras, a transformar lo que siento en símbolos que permitan transmitir. 

Es que escribir me llena, me alimenta, me sacia, me calma, me ayuda, me alivia, me aplaca, me tranquiliza, me cura, me repara, me arma, me elabora, me enseña, me empuja, me hace, me crea...

Espero de verdad que este espacio, que es para ti, querido lector, crezca cada vez más y que juntos, a través de la pantalla de tu dispositivo, podamos conectarnos y entendernos. Aquí seguiré, en este mismo lugar, por ahora, moviendo mis pensamientos para hacerlos fluir hacia el exterior. 


Twitter & Instagram: @tintademane

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cine para psicólogos: ¡madre! de Darren Aronofsky

You give and you give and you give... and it's never enough! 
Volvemos después de mucho tiempo a su gustada sección Cine para psicólogos. Antes que nada he de confesarles, mis queridos lectores, que el tiempo se ha vuelto algo valioso para mí y sentarme a escribir una opinión sobre una película como esta me demanda varias horas. Al fin he podido prepararme un café y comenzar a plasmar mis comentarios sobre mother!
Comenzaré diciendo que, como muchos de ustedes habrán leído tiempo atrás en mi blog, Darren Aronofsky logró crear mi película favorita de todos los tiempos: El cisne negro. Y  es que debido a mi formación como psicoanalista ustedes entenderán mi fascinación por este tipo de películas con contenidos fuertemente psicológicos. ¡madre! me ha cautivado por completo, aunque no ha logrado superar la admiración que sigo teniendo por Black Swan. 
mother! Una carga simbólica pesada para el psiquismo.  Miren, no he leído mucho al respecto, ni siquiera me he enterado de la vida de Dar…

Celos y otras torturas mentales

Psicoterapia psicoanalítica  Ciudad de México - Col. Roma Norte Tel: ‭(55) 3275 1330‬  Psic. Manuel Landeros 
Como ya he escrito al respecto, antes en otros textos de mi blog, los celos siempre han sido un asunto importante tanto en la consulta psicológica como en la vida cotidiana de muchas personas. Puedo considerar a los celos, desde mi observación clínica, como una tortura a la que muchas personas se someten constantemente. 
Sigmund Freud, en su obra psicoanalítica, menciona que los celos pueden tomar distintos caminos y que están relacionados con la rivalidad; ¿qué tiene aquel o aquella que no tenga yo? Más allá del miedo a ser abandonados, se trata de un miedo profundo a no tener o no poseer algo que otro sí, miedo a ser “insuficientes” o a sentirnos “incompletos”. Freud decía que los celos pueden ser proyectados, es decir, que quien en realidad tiene deseos (inconscientemente) de ser infiel es quien siente los celos, pero la culpa que ello  genera es tan grande que defensivamente c…

Marilyn Monroe y su misterioso paso por el psicoanálisis

---
"Hollywood es un lugar en el que tendrás que pagar mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma."
Marilyn Monroe 
Decidí escribir sobre Marilyn en el momento en el que una de mis profesoras de la formación psicoanalítica mencionó el nombre de Ralph Greenson, aquel psiquiatra estadounidense que fuera el psicoanalista de Norma Jeane Mortenson, mejor conocida como Marilyn Monroe. Y es que no es gratuito mi interés en este personaje tan famoso; desde hace muchos años siento una admiración especial a la imagen y trayectoria de Marilyn y, ahora que he indagado un poco más sobre su vida, estoy fascinado, y al mismo tiempo horrorizado, con lo que he encontrado.


El pasado herido de Norma
Norma nació el 1 de junio de 1926 en Los Angeles, USA. Hija de una montadora cinematográfica de nombre Gladys Baker y Edward Mortenson, de quien se separó justo antes de darse cuenta de su embarazo. Gladys tuvo que ser internada en un hospital psiquiátrico pues sufrió fuertes trastornos …