Ir al contenido principal

El recuerdo

"Podemos alejarnos de personas 
pero nunca de su recuerdo."
Manelander


Caminaba por el centro comercial, apresurado porque tenía que comprar algunas cosas urgentemente y disponía de poco tiempo. Mientras avanzaba por los pasillos enormes del lugar me detuve frente al aparador de una tienda de aparatos electrónicos; había una cosa ahí que me arrastró a recordarlo, a él y al tiempo que vivimos juntos. "Maldita sea", dije quedamente mientras cerraba los ojos lentamente en señal de resignación y pesar. ¿Hasta cuándo dejaría de acordarme de él? ¿Hasta cuándo los objetos dejarían de inyectarme su nombre y su rostro en la cabeza? No podía hacer muchas cosas desde que dejé de verlo; me sentía incapacitado para volver a hacer lo que hacía con él pero a solas. Yo mismo me había censurado para no repetir asuntos que me recordaran a él. 

Los recuerdos son parte esencial de la elaboración; para poder entender la ausencia de alguien es necesario recordarlo aunque duela. 

Aunque encuentro terriblemente fastidioso su recuerdo también entiendo que para poder superar un asunto debemos sumergirnos en él todo lo que sea necesario, dejar que nos invada por más insoportable que parezca, porque de ese modo podemos entender la situación y el entender nos libera y nos resuelve, de lo contrario, al resistirnos a los recuerdos y al dolor que ellos generan, estamos resistiéndonos a asimilar las cosas, a darles un cierre para continuar con lo nuevo. 

Su perfume, las películas que vimos juntos, las cosas que contamos, lo que nos dijimos, los dulces que comimos, su sonrisa... mis ganas enormes de abrazarlo, de quedarme a su lado eternamente. 

He perdido la cuenta ya de todas las veces que había venido su recuerdo a mi consciencia, he perdido la cuenta de todas las veces que lloré por no tenerlo más, por no verlo más, por no saber de él. Cada vez que un aroma o un objeto me recordaba a él era como arrojarle un puñado de sal a mis heridas. Vi el reloj y ahora tenía menos tiempo para hacer mis compras, respiré hondo, di media vuelta y comencé a caminar; me alejé del aparador y del recuerdo también, por el momento, pues estaba seguro que pronto algo aparecería para recordarmelo de nuevo antes de que terminara el día. 


Textos relacionados:

Twitter & Instagram: @tintademane
Tumblr: manelander ("La Tinta De Mane")

(NOTA IMPORTANTE: Estimados lectores, atendiendo un poco más mi pasión por la escritura y por mi profesión: la psicología, he decidido atender peticiones para hablar sobre temas de los que a ustedes les gustaría que yo escribiera o diera mi opinión. Con gusto atenderé sus sugerencias y peticiones en la medida de mis posibilidades; de la misma forma si desean recibir algún consejo pueden escribirme al mail: mane.landerpi@gmail.com o si no es necesaria la privacidad o el anonimato entonces pueden dejarme todo en los comentarios de cualquiera de mis textos. Saludos y gracias por su amable atención.)

Comentarios

Entradas populares de este blog

La forma del agua y su encanto color turquesa

--- "Incapaz de percibir tu forma, te encuentro a mi alrededor. Tu presencia llena mis ojos con tu amor, doblega mi corazón... porque estás en todas partes."La forma del agua 
Mis queridos lectores, sé que tardé en escribir esta reseña pero quise esperar a que la entrega del Oscar aconteciera para poder dar una opinión aún más detallada y fina sobre esta encantadora película fuera de lo común. Y es que no quepo de la felicidad de que, nuevamente, otro paisano, un mexicano, ganara el premio a mejor director y, aún más maravilloso, que su filme se llevara el de mejor película. 

Como bien saben, si son lectores míos de hace tiempo, no profundizaré en detalles técnicos y de producción. Intentaré dar mi opinión más sincera sobre el largometraje; ya habrá varios textos de críticas dedicadas a todo aquello de lo que no soy nada experto. 
"Esta joya, meticulosamente elaborada, es la obra más satisfactoria de del Toro desde El laberinto del fauno." (The Hollywood Reporter)
Re…

Sacher-Masoch, la Venus y el masoquismo

---
"Esa es la moraleja: el que se deja dar de latigazos, es porque los merece". 
La Venus de las pieles
(Leopold von Sacher-Masoch)

Acabo de hacer lectura de este magnífico libro, escrito por aquel que diera impulso al término masoquismo, haciendo honor a su nombre. Es mucho lo que podría escribir sobre esta historia llena de vejación y maltrato, pero a la vez de amor y romance. Y es que Sacher-Masoch ha tomado parte de su personalidad, y de su historia misma, para elaborar esta perturbadora escena literaria. 

Masoquismo y psicoanálisis
Y es que en la práctica psicoanalítica, en la psicología en general y en el dialogo cotidiano, podemos escuchar frecuentemente la palabra masoquismo. El término hace referencia al acto perverso de disfrutar del dolor propio, del que otro o uno mismo puede proporcionar. Aquí será importante hacer una distinción, pues el dolor puede ir desde lo físico hasta lo psicológico; humillaciones de todo tipo en donde el Yo del sujeto se siente doblegado, m…

Cine para psicólogos: "Sin amor" de Andrey Zvyagintsev

---
"¿Cómo ha podido ocurrir esto? Antes me hablabas de amor... y todo se ha vuelto dolor y decepción". Sin amor (2017)
En realidad no tenía planeado escribir sobre esta película, pero el día del trabajo en mi país me obligó a buscar opciones para no aburrirme en casa, así que fui con mi novio y un amigo a la Cineteca de la ciudad. Había una lista interesante de películas que podíamos ver, pero nuestras dos primeras opciones tenían las butacas agotadas. Recordé entonces que en una de mis últimas clases de la maestría, unos compañeros comentaron algo sobre una película llamada "Sin amor", exhibida en la Cineteca. Pregunté por los asientos libres y encontramos lugares cómodos. 
Sin amor (Loveless) es un filme ruso de 2017 que estuvo nominado como mejor película de habla no inglesa en los premios de la Academia del año en curso. Es una creación de un cineasta llamado Andrey Zvyagintsev (he hecho copy-paste de su nombre pues es difícil de pronunciar y de escribir también)…