Ir al contenido principal

La bruja; terroríficamente cautivadora.

"-¿Te gustaría conocer el mundo?
-¿Qué es lo que quieres de mí?
-¿Puedes ver el libro ante ti? Remueve 
tus vestimentas.
-No puedo escribir mi nombre. 
-Yo guiaré tu mano..."

"La bruja" 




Al fin, después de esperar tanto, tuve la oportunidad de ver "The Witch" (por favor, no me pregunten dónde porque la respuesta resulta bastante complicada). Debo informar que el género de terror es uno de mis favoritos y esta vez, gracias al talento recién expuesto de Robert Eggers, pude apreciar una verdadera obra de arte bajo este género. 

En principio no les daré muchos detalles, pues el estreno del largometraje aún no es total alrededor del planeta, no por lo menos en los países en donde la película podrá, con autorización, llegar a las salas de cine. Lo que sí podemos recalcar con mucho énfasis es la premiación de "La bruja" en el Festival de Cine de Sundance este 2015, en donde recibió el premio como el largometraje con mejor dirección en la categoría de drama estadounidense. Ya por el título podemos en conjunto hacer una aproximación a la esencia de la trama, que sí, básicamente está colocada sobre la época colonial de 1630, teniendo a las comunidades puritanas como predominantes en el nuevo territorio. Ya quien se haya documentado al respecto de los juicios de brujería en Salem podrá hacer una conexión dirigida a la trama con mayor facilidad. 

He leído que muchas personas han emitido malas críticas hacia el filme pero solamente me fue suficiente con encontrar la opinión positiva de Stephen King, el maestro del terror, quien declara que "La bruja" es una cinta que le ha causado terror, calificándola de realista y visceral. Y en efecto, pues el largometraje mantiene la tensión desde las primeras escenas hasta el último aterrador cuadro. Se trata de un tipo de terror que, como bien califica el Festival de Sundance, se absorbe en lo dramático, pero no ese tipo de drama que te hace llorar de principio a fin, sino de ese drama que raya en el realismo, que te perturba, te incomoda y te genera la sensación de querer participar en la trama para resolverlo todo. 

La bruja tiene escenas bastante apegadas a lo cautivador de su guión; la actuación de su protagonista, de nombre Thomasin (Anya Taylor-Joy) tiene un efecto tan hipnótico que logra, como si fuese una máquina del tiempo, arrastrarte hasta 1630 y toda la época de la histeria colectiva a causa de la práctica pagana de brujería. "The Witch" es poseedora de una simpleza que cautiva; ya encontramos entonces magia y ficción en abundancia sin necesidad de efectos exagerados, chispas, luces o sonidos especiales. 

"La bruja" nos recuerda ese tiempo en el que un grupo de pobladores compartió su paranoia e ideas que rayaban en lo delirante y psicótico debido a un impulso colectivo de patologías que, para esa época, simplemente eran incomprensibles. Felicidades enormes a Robert Eggers, de quien esperaremos ansiosos "Nosferatu" como su segunda exposición al mundo del cine; ya su primer trabajo nos deja un excelente sabor de boca, así que no esperamos menos de su próxima entrega.


Textos relacionados:

Twitter & Instagram: @tintademane
Tumblr: manelander ("La Tinta De Mane")



Comentarios

Entradas populares de este blog

Sacher-Masoch, la Venus y el masoquismo

---
"Esa es la moraleja: el que se deja dar de latigazos, es porque los merece". 
La Venus de las pieles
(Leopold von Sacher-Masoch)

Acabo de hacer lectura de este magnífico libro, escrito por aquel que diera impulso al término masoquismo, haciendo honor a su nombre. Es mucho lo que podría escribir sobre esta historia llena de vejación y maltrato, pero a la vez de amor y romance. Y es que Sacher-Masoch ha tomado parte de su personalidad, y de su historia misma, para elaborar esta perturbadora escena literaria. 

Masoquismo y psicoanálisis
Y es que en la práctica psicoanalítica, en la psicología en general y en el dialogo cotidiano, podemos escuchar frecuentemente la palabra masoquismo. El término hace referencia al acto perverso de disfrutar del dolor propio, del que otro o uno mismo puede proporcionar. Aquí será importante hacer una distinción, pues el dolor puede ir desde lo físico hasta lo psicológico; humillaciones de todo tipo en donde el Yo del sujeto se siente doblegado, m…

Cine para psicólogos: Misery de Stephen King

"La verdad no es realmente más
extraña que la ficción, digan lo
que digan."
Misery


Bueno, pues ha tocado el turno de hablar sobre esta gran película del cine de terror; un género bastante curioso que logra sorprendernos en ciertos momentos con obras de arte como esta. Misery es una de mis películas favoritas, debo confesar, pues aunque adoro el cine de terror, esta película en especial combina perfectamente dos de mis pasiones: el cine y las letras. No quisiera profundizar mucho en la sinopsis del filme; estoy seguro de que la mayoría sabrá que se trata de una brillante adaptación del libro homónimo Misery, del maestro del terror: Stephen King. No he tenido la oportunidad de leer aún la novela, pero estoy seguro de que cuando lo haga me llevaré un sabor de boca igual o mejor que cuando vi su adaptación a la pantalla grande. 
Misery logra atraparte a través de la tensión, de esa que te ata de principio a fin con una buena historia.
Misery nos relata la historia de Paul Sheldon (Ja…

Terror profundo

---
Vino por la noche, esperó a que me durmiera. Salió de mi armario, de entre las sombras, con ganas de tocarme, de acercarse a mí sabiendo que el corazón me latiría más rápido. Todo se volvió lento; estaba dormido, pero también despierto. Se burló de mí, se alimentó de mi miedo y luego se marchó. Ahora me pregunto: ¿de dónde viene el miedo? ¿de dónde nace el terror?

Como psicoanalista puedo decirles que el miedo nace de una angustia de muerte, una angustia de aniquilación. El terror es una ansiedad que nace del miedo a morir, a ser destruido; pareciera entonces que todo lo extraño, lo ajeno, lo lúgubre, se coloca en el papel de "eso que puede hacernos dejar de existir". 
Hace unos días tuve lo que se conoce como "parálisis del sueño" o, como decimos en México, "se me subió el muerto", porque pues en México ponemos a la muerte hasta en la vida misma. Fue la primera vez que experimentaba una sensación de ese tipo. De algún modo estaba preparado, sabía de …