Ir al contenido principal

Sobre tormentas y calma

"Uno puede tener calma, incluso
en medio de la tormenta más
devastadora y destructiva."

Manelander 


¿Dejar de escribir? ¡Nunca! Ni siquiera cuando la luz se vaya o el oxigeno se acabe; seguiré escribiendo en los momentos terribles y también en los más increíbles, porque uno no hace esto solamente en los momentos de estabilidad, al contrario, resulta que todo a veces fluye torrencialmente cuando la vida nos golpea de algún modo. Y digo esto porque últimamente me he percatado que escribir se ha vuelto un vicio del que no seré capaz de escapar jamás y, aunado a ello, gracias ti, querido lector, que me has seguido incansablemente en cada momento.

Hoy quise tomar un tiempo para sentarme frente a la computadora y escribir un poco sobre el tiempo que viene después de un instante tormentoso. Todos hemos atravesado por algo tormentoso, estoy seguro; ya saben, esos momento que lucen agresivos, dañinos y destructivos, esas situaciones que nos sacuden y se plantan frente a nosotros con una imposición aterradora. Al respecto, y bajo la opinión profesional de mi terapeuta, lo mejor es siempre mantener la calma. La calma dentro de la tormenta es nuestro mejor aliado, de este modo podemos pensar bien las cosas, valorar las opciones de supervivencia y elegir lo más conveniente. Actuar impulsivamente en una situación aterradora puede proporcionarnos riesgos bastante dañinos. No es imposible ¿sabes?, aunque suena bastante complicado, la realidad es que podemos tranquilizarnos en las ocasiones más huracanadas y destructivas.

No hacer nada, suena a una opción arriesgada, pero en principio, si lo valoramos con detenimiento, "no actuar" podría ser lo que nos salve, además, quedarnos quietos, observando todo lo que ocurre alrededor, es esencial para analizar las reacciones de otros; las respuestas son clave para confirmar o descartar hipótesis. A veces, al no hacer nada, podemos ver que el otro o los otros se desgastan creando precisamente eso, una tormenta que crece y toma fuerza mientra nosotros simplemente nos quedamos inmóviles, y créeme que la solución en ocasiones es tan simple como darse la vuelta y dejar al otro con sus estallidos y terremotos, desbaratándose por componer algo que él o ellos mismos descompusieron. Recuerda, querido lector, que las cosas siempre se resuelven hablando de la mejor manera, pero si el otro no tiene intenciones de hacerlo así y se convierte en un monstruo imparable que devora todo lo que se le ponga enfrente, entonces no hay mucho que hacer más que retirarse y reacomodar nuestra perspectiva del mundo.

La calma es un estado que pocos conocen, y créanme que admiro a quienes la viven continuamente. "Los apegos nos enferman", me dijo mi padre hace unos días, y es real, totalmente cierto; recuerda que si te dolió y te rompió entonces no era amistad, no era tu pasión, no era amor, no era real...

Sígueme en Facebook AQUÍ



Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Celos y otras torturas mentales

Psicoterapia psicoanalítica  Ciudad de México - Col. Roma Norte Tel: ‭(55) 3275 1330‬  Psic. Manuel Landeros 
Como ya he escrito al respecto, antes en otros textos de mi blog, los celos siempre han sido un asunto importante tanto en la consulta psicológica como en la vida cotidiana de muchas personas. Puedo considerar a los celos, desde mi observación clínica, como una tortura a la que muchas personas se someten constantemente. 
Sigmund Freud, en su obra psicoanalítica, menciona que los celos pueden tomar distintos caminos y que están relacionados con la rivalidad; ¿qué tiene aquel o aquella que no tenga yo? Más allá del miedo a ser abandonados, se trata de un miedo profundo a no tener o no poseer algo que otro sí, miedo a ser “insuficientes” o a sentirnos “incompletos”. Freud decía que los celos pueden ser proyectados, es decir, que quien en realidad tiene deseos (inconscientemente) de ser infiel es quien siente los celos, pero la culpa que ello  genera es tan grande que defensivamente c…

Marilyn Monroe y su misterioso paso por el psicoanálisis

---
"Hollywood es un lugar en el que tendrás que pagar mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma."
Marilyn Monroe 
Decidí escribir sobre Marilyn en el momento en el que una de mis profesoras de la formación psicoanalítica mencionó el nombre de Ralph Greenson, aquel psiquiatra estadounidense que fuera el psicoanalista de Norma Jeane Mortenson, mejor conocida como Marilyn Monroe. Y es que no es gratuito mi interés en este personaje tan famoso; desde hace muchos años siento una admiración especial a la imagen y trayectoria de Marilyn y, ahora que he indagado un poco más sobre su vida, estoy fascinado, y al mismo tiempo horrorizado, con lo que he encontrado.


El pasado herido de Norma
Norma nació el 1 de junio de 1926 en Los Angeles, USA. Hija de una montadora cinematográfica de nombre Gladys Baker y Edward Mortenson, de quien se separó justo antes de darse cuenta de su embarazo. Gladys tuvo que ser internada en un hospital psiquiátrico pues sufrió fuertes trastornos …

El Guernica de Picasso y su guerra de las luces

---
"El arte es peligroso, el arte no es casto; no están hechos para el arte los inocentes ignorantes. El arte que es casto no es arte." Pablo Picasso
Después de ver otro de esos interesantísimos documentales sobre pintores y escultores pude apreciar la magnífica y atrevida obra de Pablo Picasso. Su vida, en realidad, transcurre apasionadamente entre amoríos, manifiestos artísticos y búsqueda del sentido y el placer humano. Al llegar a la época de la Guerra Civil Española las cosas se ponen interesantemente abrumadoras y el lienzo de Picasso se pinta de negro en el año de 1937. 

El Guernica hace referencia al bombardeo de la ciudad de Guernica el 26 de abril de 1937. Es una pintura en blanco y negro con tonalidades grises, cubista, de un tamaño considerable. Es, simplemente, escalofriante a la vista; contiene personajes que representan el dolor, la pena, la angustia y la muerte de aquel acontecimiento terrible. 
En el Guernica nos muestra bebés muertos, madres agonizando de do…