Ir al contenido principal

Irse

"Escapar no es una opción adecuada, 
a donde sea que vayas lo que te 
atormenta te seguirá; pero escapar
es un antídoto temporal que 
desesperadamente bebemos para
anestesiar el dolor." 

Manelander 


Estoy seguro que se han sentido con esas ganas de salir corriendo cuando la tormenta se avecina, porque salir corriendo es sinónimo de evitar la catástrofe, esconderse para no ver la destrucción inminente que una situación puede generar. Si lo han sentido entonces créanme que les entiendo perfectamente, más de lo que se pueden imaginar, porque huir a veces es inevitable cuando las sombras fijas su atención en ti para envolverte. 

Creo, queridos lectores, que huimos solamente por una sola razón: miedo. El miedo al dolor muchas veces nos obliga a irnos, ya sea física o emocionalmente. Y muchas veces, aunque suene extraño, huimos quedándonos, sí, así como lo leen, nos vamos de algo cuando decidimos quedarnos. En este caso pongamos el ejemplo de una pareja que nos maltrata psicológicamente pero que con el tiempo ha generado en nosotros una especie de dependencia emocional; "no podemos vivir sin él o sin ella", y entonces, cuando decidimos terminar la relación para no seguir sufriendo los maltratos, por obvias razones naturales entramos en un duelo emocional por haber perdido a ése alguien con el que estuvimos algún tiempo; el duelo se vuelve insoportable porque, además de la sensación nada placentera que provoca el duelo, somos dependientes emocionales del otro que ya no está, entonces nos desbaratamos intentando que los días sean más llevaderos, menos terribles, pero pasa el tiempo y nos sentimos peor y cedemos porque nos es insoportable estar sin el otro, y volvemos al ruedo buscándole y reanudando lo que habíamos decidido concluir, "nos quedamos" como al principio; huimos del dolor insoportable y nos quedamos en el estado anterior, sabiendo que la persona seguirá maltratándonos. En resumen; nos quedamos con lo que teníamos antes por huir de la pérdida. 

Por otro lado también huimos de manera literal; nos mudamos de casa o de ciudad porque pensamos que entre más lejos estemos del problema las cosas serán distintas, pero entendamos algo, los problemas nos seguirán en un ciclo infinito que depende únicamente de nosotros mismos. Empezar de cero no es malo, siempre y cuando hayamos resuelto todo lo anterior, de lo contrario repetiremos los patrones así estemos viviendo en la luna. 

Irse es una opción rápida que anestesia el dolor y la miseria que se puede sentir en un momento determinado, pero es claro que al irnos siempre nos llevamos un poco de todo eso que nos atormenta. Hay que resolverse antes de tomar cualquier decisión, y para ello hay que enfrentar la tormenta con todos los recursos de los que disponemos, una vez confrontada la situación entonces podremos cambiar de aires y reconstruirnos en otro lado, ¿no crees tú que es lo más adecuado?

Sígueme en Facebook AQUÍ

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Celos y otras torturas mentales

Psicoterapia psicoanalítica  Ciudad de México - Col. Roma Norte Tel: ‭(55) 3275 1330‬  Psic. Manuel Landeros 
Como ya he escrito al respecto, antes en otros textos de mi blog, los celos siempre han sido un asunto importante tanto en la consulta psicológica como en la vida cotidiana de muchas personas. Puedo considerar a los celos, desde mi observación clínica, como una tortura a la que muchas personas se someten constantemente. 
Sigmund Freud, en su obra psicoanalítica, menciona que los celos pueden tomar distintos caminos y que están relacionados con la rivalidad; ¿qué tiene aquel o aquella que no tenga yo? Más allá del miedo a ser abandonados, se trata de un miedo profundo a no tener o no poseer algo que otro sí, miedo a ser “insuficientes” o a sentirnos “incompletos”. Freud decía que los celos pueden ser proyectados, es decir, que quien en realidad tiene deseos (inconscientemente) de ser infiel es quien siente los celos, pero la culpa que ello  genera es tan grande que defensivamente c…

Marilyn Monroe y su misterioso paso por el psicoanálisis

---
"Hollywood es un lugar en el que tendrás que pagar mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma."
Marilyn Monroe 
Decidí escribir sobre Marilyn en el momento en el que una de mis profesoras de la formación psicoanalítica mencionó el nombre de Ralph Greenson, aquel psiquiatra estadounidense que fuera el psicoanalista de Norma Jeane Mortenson, mejor conocida como Marilyn Monroe. Y es que no es gratuito mi interés en este personaje tan famoso; desde hace muchos años siento una admiración especial a la imagen y trayectoria de Marilyn y, ahora que he indagado un poco más sobre su vida, estoy fascinado, y al mismo tiempo horrorizado, con lo que he encontrado.


El pasado herido de Norma
Norma nació el 1 de junio de 1926 en Los Angeles, USA. Hija de una montadora cinematográfica de nombre Gladys Baker y Edward Mortenson, de quien se separó justo antes de darse cuenta de su embarazo. Gladys tuvo que ser internada en un hospital psiquiátrico pues sufrió fuertes trastornos …

El Guernica de Picasso y su guerra de las luces

---
"El arte es peligroso, el arte no es casto; no están hechos para el arte los inocentes ignorantes. El arte que es casto no es arte." Pablo Picasso
Después de ver otro de esos interesantísimos documentales sobre pintores y escultores pude apreciar la magnífica y atrevida obra de Pablo Picasso. Su vida, en realidad, transcurre apasionadamente entre amoríos, manifiestos artísticos y búsqueda del sentido y el placer humano. Al llegar a la época de la Guerra Civil Española las cosas se ponen interesantemente abrumadoras y el lienzo de Picasso se pinta de negro en el año de 1937. 

El Guernica hace referencia al bombardeo de la ciudad de Guernica el 26 de abril de 1937. Es una pintura en blanco y negro con tonalidades grises, cubista, de un tamaño considerable. Es, simplemente, escalofriante a la vista; contiene personajes que representan el dolor, la pena, la angustia y la muerte de aquel acontecimiento terrible. 
En el Guernica nos muestra bebés muertos, madres agonizando de do…