domingo, 12 de marzo de 2017

Sinécdoque

Sinécdoque: el nombre del todo por la parte o 
la parte por el todo. 



Y mientras caminaba por una de las grandes avenidas de mi ciudad, de noche, sintiendo el frío del invierno, me preguntaba cómo es que los seres humanos llegamos al punto de definir al amor solamente con algunas partes de él, con pedazos y no bajo una perspectiva de completud. Creemos que el amor llegó a nuestra vida cuando el otro nos ofrece un poco de compañía o un solo momento romántico. "Pero qué se yo del amor", pensé, pues no debería atreverme a opinar al respecto; el amor para cada ser humano significa algo distinto. Quizá yo exagere con la idea de que amar es tener un poco del todo, del espectro completo, y no solamente un poco de algunas cosas. 

Mientras continuaba caminando vi a una pareja de enamorados, heterosexual, besándose en la oscuridad del callejón a mi izquierda. Se besaban con tanta pasión que por un momento pensé que quizá tendrían sexo ahí, sobre la callejuela empedrada aquella, apenas iluminada por dos débiles farolas. Podía escuchar la saliva escurriéndose de una boca a la otra, chupeteando, lamiéndose, pidiendo más cada segundo. Y para ellos seguramente eso era amor, un beso, un chupeteo que se desvió a la oralidad humana. Pero sabemos que amar no es un beso, sino que amar incluye los besos, pero no lo son todo. 

Amar no es solamente una caricia, un "te quiero", un beso, un abrazo o una cena romántica; amar siempre va más allá de las acciones, de las palabras y de los silencios. Amar no puede definirse con algunas partes, porque amar necesita ser una definición con todas las partes que le conforman. El problema es que amamos a medias, a tercios, incluso a octavos, y eso, pienso yo, se aleja del amor radicalmente. Nos engañamos, pues pretendemos definir al amor con pedazos de él, con fracciones que no logran sustituirlo. Pocos lo conocen, pienso yo.

Continué caminando sin dejar de pensar que el amor es, en absoluto, lo que reina este mundo, la vida humana y todo su acontecer. Cuan equivocados estamos los humanos, por creer que podemos controlarlo todo sin darnos cuenta que quien nos controla es él a nosotros, es nuestro gobernante, nuestro dios.



Sígueme en Facebook AQUÍ
Twitter & Instagram: @tintademane
Tumblr: manelander (La tinta de Mane)

Textos relacionados:

"De tinta negra"
"Desprenderse"
"Bestial"

miércoles, 15 de febrero de 2017

De tinta negra

"Pero qué curioso es fantasear,
y más curioso es convertir
la fantasía en realidad."
Mane



Llegué a casa y me senté en el sillón de la estancia. No encendí las luces, preferí que la luz del exterior se colara entre mis persianas. Era media noche. Las luces iban y venían con los automóviles. Me hundí en una oscuridad absoluta al cerrar los ojos. Estaba cansado, pero no de mi día ajetreado, más bien de pensar. ¡Dios, pero qué cansado es pensar en un asunto en particular! Se nos va la energía en una cosa u otra, y de pronto, como si una magia negra se apoderara de nosotros y convirtiera lo mental en físico, nos comienza a doler el cuello, la espalda, la cabeza.

Me adentré en mi habitación, me senté en mi escritorio y tomé una de mis libretas. Comencé a escribir, ¡qué otra cosa haría yo sino escribir!

Negra esta tinta como la noche rota por las farolas de los alumbrados públicos y los autos en las calles. Negra la tinta como el monstruo que se pasea entre las sombras de mi habitación. Me habla a mis espaldas, respira hondo muy cerca de mi oído derecho. No lo conozco, simplemente sé que existe. Alguna vez me pareció ver que algo se movía cuando apagué la luz del baño, una madrugada que me levanté a orinar. 

¡Pero qué negro pinta esta pluma! Es perfecta para escribir cuentos de terror; se necesita mucho negro para escribir terror. Supongo que si lo hiciera en este momento el monstruo que ronda mi casa me ayudaría un poco. Supongo también que no logro verlo porque es negro, como las sombras, como la ausencia de luz, como la tinta de esta pluma. 

Pero creo que hay algo más negro, y creo también que es lo que el monstruo misterioso me susurra todo el tiempo: "negra es tu alma". Quizá sí, pero no porque sea una mala persona, o bueno, no lo sé; creo que mi alma es negra porque está hecha de tinta, como la de esta pluma, y es desde donde nacen las ideas y las letras que llevo al papel y a la pantalla de la computadora. Mi alma es negra porque está hecha de tinta. Mi sangre es negra porque, en realidad, no es sangre, es tinta, tinta negra. 

Llevo demasiado tiempo sin saber lo que es vivir, si es que se le puede llamar "vivir", sin escribir. Pienso que escribo siempre, incluso cuando no escribo, escribo en mis pensamientos y también mientras duermo, en mis sueños. Por supuesto, he soñado que escribo; en papel, en piedra, en mi piel, en la piel de otros, con sangre, con tinta, con agua, con arena, en madera, en el aire, en las estrellas, en el fuego, en la luna, en las hojas de los árboles, en mis ojos he escrito también. Escribo siempre, incluso escribo sobre los ojos de cada lector en este preciso momento, en sus recuerdos, en sus memorias quedarán mis letras impresas para siempre. 

Descansé la mano y solté la pluma. Tenía hambre, apagué la lámpara en mi escritorio y me quedé a oscuras. Ahí estaba, lo sentía, frente a mí, el monstruo aquel hecho de sombras, hecho de negrura, quizás hecho de un pedazo de mi alma, de mi alma hecha de tinta negra. 


Twitter & Instagram: @tintademane
Tumblr: manelander (La tinta de Mane)

Textos relacionados:

"Numen"
"Jugo de uva"
"Azul oscuro"

lunes, 13 de febrero de 2017

Rumbo al Oscar 2017: "Manchester by the sea"

"Mi corazón estaba roto y sé que
el tuyo también lo está..."
Manchester by the sea 



Pues aquí tenemos una de las nominadas al Oscar como mejor película. Debo agregar que de las que he tenido la oportunidad de ver es la que más contenido de análisis psicológico posee, pero no puedo ponerla a competir con "Room" (nominada en 2016) que fue la que en aquel momento tenía un tinte similar. Manchester by the sea logra arrebatarte una que otra sonrisa, posee una mezcla de drama y comedia ácida que no logro entender del todo. Se trata de una descripción detallada de las dramáticas vidas de los personajes. 

"Manchester by the sea es una película de belleza y corazón sobresalientes. Incluso en sus profundidades más melancólicas, está llena de sincera e infatigable vida".
(Washington Post)

La historia explica un momento de la vida de un hombre que acaba de perder a su hermano y deberá hacerse cargo de su sobrino, un adolescente que se ha quedado sin padre y que ha sido víctima del abandono de una madre alcohólica. En el transcurso del largometraje podemos apreciar una actuación bastante impresionante del protagonista Casey Affleck en el papel de Lee Chandler y de una Michelle Williams que nos roba el aliento en las escenas más dramáticas. Existen situaciones del pasado que amenazan con perturbar la estabilidad emocional de los protagonistas y le dan a la historia un sabor amargo y desgarrador. Además de toda esta composición encontramos una serie de diálogos muy bien impregnados de realismo, del confuso y poco legible en ciertos momentos. 

Pienso que Manchester by the sea tiene grandes oportunidades para salir triunfante sobre sus competidoras. Contiene una esencia que cautiva, la transición del duelo y la melancolía que sobreviene cuando la herida de la pérdida no logra cerrarse, ni siquiera con el paso de los años. 

"Manchester frente al mar es una experiencia que merece la pena, no por la magnificencia de su impacto o la grandeza de sus entornos sino por la forma en que ilumina con una gracia tranquila e inquebrantable".
(Boston Globe)

No puedo agregar más a este largometraje que hace una propuesta un tanto distinta de lo que estamos acostumbrados a ver, aunque, poco a su favor debo decir que al final logra ser un drama más que explica una terrible situación. La propuesta está presente pero a mi parecer no termina de concretarse del todo. Es un film excelente, digno de reconocimiento y con todas las armas necesarias para llevarse una estatuilla, pues no se encuentra únicamente entre la lista a las nominadas como mejor película. También podemos encontrarla en las listas de mejor director, mejor actor, mejor actor de reparto y mejor guión original. Así que, como siempre, muchísima suerte para esta excelente propuesta cinematográfica creada y dirigida por Kenneth Lonergan. 


Twitter & Instagram: @tintademane